Destacado

Mi primera vez.

La tela corría rápido, con mucha prisa si apoyaba el pie con fuerza pero si lo apoyaba despacio y lento corría el riesgo de que sin querer un descuido acelere el pulso. Ella era industrial, veloz y profesional; perfecta si te podías conectar y lograbas conocerla bien, de lo contrario la perfección desaparecía como cuando intentas atrapar la espuma del mar cuando sos niño (o cuando se te despierta el niño interior justo cuando estas en la orilla del mar)

De todo modos era un momento placentero, mas placentero que abrir un frasco nuevo de dulce de leche y pegoteare los dedos. Si me confundía…¿cual era el problema? había otras tantas telas descansando en la mesa y dispuestas a ser usadas. Lo particular era que justo mi tela era una futura remera, probablemente chingosa que usaría para dormir. Lisa, solo con un estampado hecho a mano y el dibujo también era diseñado por mi imaginación. Perfecta, quedo perfecta como si no la hubiera hecho yo. Pero si.

Anuncios
Destacado

El timbre

Cuando llegaba el momento todos corrían apresurados hacia la puerta atropellándose para salir primero con ansiedad. Una niña de pelo rubio y ojos marrones pensaba que hacer para que el tiempo se pase rápido. Abría y cerraba sus cuadernos, guardaba y sacaba hojas de su mochila. Cuando su tronchatoro de maestra le decía de malas maneras que debía salir del aula, caminaba hacia el baño sin tener la necesidad biológica de recurrir a el. Extrañaba a su mejor amiga y a su hermana, fingía un dolor de panza y pedía que su abuelo la vaya a buscar.

Gracias a que existen los cambios y las buenas elecciones, el poder de cambiar las situaciones no trae mas desilusiones ni malas repercusiones.

DE NOCHE EN LA PLAZA DEL BOSQUE.

Un relámpago en un segundo que dura para siempre, ilumina cada parte de la piel de tu universo. Te siento en cada gota que cae desde la atmósfera y se convierte en metáfora al impregnarse en la tierra. Ya no es mas agua de lluvia, ahora es alimento y la calma de la sed del barro.

Más allá del cielo grita el trueno, se hace escuchar y sentir su vibración que en el vidrio empañado de aliento impacta y se compacta.

Música.

 

De chica era una niña bastante influenciable, la música que me gustaba era la que escuchaban mis amigas o mi hermana, era un gusto peculiar escindido entre lo bailable y el rock nacional. Este último por obra de mi hermana, de ella si que obtuve aprendizajes brillantes, pero de mis amigas no y será por eso que las cambiaba tanto.

Lo que sí puedo decir es que algunos trabajos de verano y cursadas en la facultad me conectaron con amistades que conservo hasta hoy en día porque tanto las igualdades como las diferencias me unen y divierten. Después de todo me doy cuenta que ese deseo por tener una mejor amiga y que seamos almas gemelas es superfluo, que no existe alguien que sea igual a uno en todo y que necesitamos de personalidades opuestas a la nuestras para así crecer con lo contrario para entenderlo y entendernos. Todo necesita de su contrario. Lo que mas que gusta de la gente es la toma de posición, las argumentaciones coherentes y el compromiso con los conflictos sociales. La pasividad y la nada me aburren, la no opinión me genera un feo sentimiento que hasta prefiero a la gente que esta en contra de mis ideologías.

Volviendo a lo de la música, recuerdo muy fresco el momento en el que Agustina me hizo escuchar a una banda que había encontrado por Internet y la fascinación latente en mi reaparece intacta en mi consciencia. Escuchábamos sorprendidas y todo nuestro cuerpo se movía solo, una combinación de ritmos y melodías nuevos para nosotras junto con la dulce y especial voz de Catalina García -Madame Periné-, así fue como conocí a Monsieur Peiné.

Y como cuando era chica que elegía el nuevo y mejor juguete para jugar, me cope escuchando todas las canciones de mi nueva banda. En Internet un vídeo se conecta con otro, yo me conecté con tres genias  de una creatividad poética extraordinaria:

“Se dice de mí,

mi de se di ce,

deshice de mí,

cedí de mi sed.

Mi ser exhibí,

desnuda ante tí,

si soy o si fuí,

así como así.

Yo soy así.

Fue lo que hizo click en mi atención. Muchas letras me emocionaron, esto puede sonar patético pero ya fue porque es la verdad, nunca me había pasado de emocionarme con la letra de una canción. Aunque son mucho más que letra y canción, son energía que lo recorre todo. Lo loco es que la emoción no es porque la letra me recuerde algo, sino que es algo de mas allá, igual tampoco tengo que ponerle una etiqueta y un diagnostico al sentimiento.

Es la manera en que me adapto gozando de lo que este haciendo mientras escucho a Fémina. El punto puede estar en que es una banda re grosa que conocí por mí misma.

Piedra…s

  ¿Será una piedra en el camino, o un camino de piedras?

  Inestable, insoportable e inolvidable cada fisura que aparece. Habita generando una grieta de escisión que al abrirse demuestra algo nuevo, lo oculto que no existía en un principio.

  Ahora si está, tan latente como la materia y en cualquier momento puede volver a aparecer y cambiar la homeostasis del sistema, el aire puro se desordena.

Pero no debe normalizarse e instalarse como una norma común a los seres humanos, a la vez tampoco puede pasar como una nube dejando una sombra que dura un corto tiempo y luego desaparece.

Al final interpretar e imaginar no es lo mismo, difícil tarea del intelecto en diferenciarlo.